RCC_BURGOS | MAPA |
ALBUM DE FOTOS | LIBRO DE VISITAS | BUZON DE SUGERENCIAS |

BURGOS
Renovación Carismática Católica Burgos

abortion pill cost without insurance

early abortion pill cost jensen.azurewebsites.net

naltrexone side effects

naltrexone for pain link
Vosotros sois testigos de estas cosas. «Mirad, y voy a enviar sobre vosotros la Promesa de mi Padre. Por vuestra parte permaneced en la ciudad hasta que seáis revestidos de poder desde lo alto.»(LC 24,28-29)

QUIENES SOMOS
GRUPOS DE ORACIÓN
ACTIVIDADES - LAGO TIBERÍADES
ENSEÑANZAS-FORMACIÓN-TESTIMONIOS
AUDIO - VIDEOS - MUSICA - PRESENTACIONES
NOTICIAS - COLABORADORES - PAPA BENEDICTO XVI
PÁGINAS WEBs AMIGAS
TABLERO DE MENSAJES - FORO
ENCUESTA

ENCUESTA

Como le parece nuestra web

 Muy buena

 Buena

 Regular

 Mala

Ver resultados

edf40wrjww2TABLA1:B61
Documento sin título

NOTICIAS DE RENOVACIÓN CARISMÁTICA EN EL MUNDO




 

 

 


 

Líneas guía para la oración de sanación
A cargo del Servicio de la Renovación Carismática Católica Internacional


ROMA, martes, 13 mayo 2008 (ZENIT.org).- La oración de sanación ha sido a lo largo de los siglos un elemento esencial en la vida espiritual de los católicos, ligada inseparablemente a la proclamación del Evangelio.
Los verdaderos pioneros en el ministerio de sanación hay que buscarlos sin embargo en algunos grupos de protestantes que vivieron en Alemania y Suiza, en torno a finales del siglo XIX.
En la Iglesia católica, el Concilio Vaticano II (1962-1965) marca un redescubrimiento de este ministerio, como demuestra la inserción de una enseñanza sobre los carismas en la Constitución sobre la Iglesia, en el nº 12 de la Lumen Gentium.

De modo especial, desde siempre empeñado en profundizar la comprensión y el aprecio del carisma de la sanación en ámbito católico, el Internacional Catholic Charismatic Renewal Services, ICCRS (Servicio de la Renovación Carismática Católica Internacional), un organismo de derecho pontificio reconocido en 1993, tiene la tarea de coordinar y promover el intercambio de experiencias y reflexiones entre las comunidades carismáticas católicas, en cuya espiritualidad participan más de cien millones de fieles esparcidos en 200 países.
Este descubrimiento cobró impulso en 1995, en San Giovanni Rotondo, Italia, cuando fue presentado un encuentro de sanación, en el que participaron 30.000 personas para celebrar el ministerio de sanación, entonces llevado adelante por el difunto padre Emiliano Tardif.
Posteriormente en 2001, en Roma, el ICCRS organizó, junto al Consejo Pontificio para los Laicos, un Coloquio para examinar el ministerio de sanación presente en la Renovación Carismática, ya analizado por la Congregación para la Doctrina de la fe en una Instrucción ad hoc.
Tras el encuentro, una Comisión doctrinal del ICCRS, presidida por monseñor Joseph Grech, obispo de Sandhursty, Australia, emitió un documento en inglés sobre este argumento titulado «Guidelines on Prayers for Healing» (Líneas guía sobre las oraciones de sanación), que se detiene sobre los contextos histórico, bíblico y teológico y sobre las diversas cuestiones pastorales.
Estas líneas guía se sitúan en la línea de los documentos de Malinas, realizados a comienzos de los años 70 tras coloquios promovidos en su diócesis por el cardenal Leòn Joseph Suenens, que fue un gran sostenedor de la Renovación Carismática, y fruto del trabajo de una Comisión doctrinal y teológica, que contaba entre sus miembros con el entonces cardenal Joseph Ratzinger.
En el documento se afirma que «la vasta difusión de los carismas de sanación y el desarrollo de varias prácticas y ministerios en los que se ejercitan, han hecho surgir la necesidad de un prudente discernimiento, en modo especial por parte de los pastores de la Iglesia».
Al mismo tiempo, en nuestros días se observa la tendencia a recurrir a la «medicina holística» o a formas de medicina alternativa para poner freno «a la desesperación que conduce a las personas débiles a buscar ayuda de cualquier fuente», y a menudo las fuentes son «tanto paganas como esotéricas, bajo forma de religión popular tradicional o como nuevas religiones con un énfasis en la aspecto terapéutico».
Del mismo modo, se advierte, «la acción de Satanás no se toma en seria consideración por muchos dentro de la Iglesia».
«Uno de los descubrimientos hechos por quienes están implicados en el ministerio de la sanación --puede leerse-- es la profundidad de las heridas interiores que necesitan ser sanadas en aquellas personas que exteriormente aparecen con salud y normales pero que, en el 'interior', sufren profundamente».
Son diversos los tipos de enfermedad a los que se aplica este ministerio: física (para sanar enfermedades e invalideces); psicológica (para cicatrizar las heridas emotivas); espiritual (para restablecer la relación privilegiada con Dios resquebrajada por el pecado); exorcismo (para echar a los demonios) y liberación (para liberar a una persona de la influencia malvada a través de la oración dirigida a Dios); de la memoria (para la purificación de un pueblo o de una sociedad de los males del pasado); intergeneracional (para allanar los desórdenes heredados de los progenitores); de la tierra (para afrontar la contaminación y los daños causados al medio ambiente).
Sin embargo, se precisa, «es equivocado pensar que la voluntad de Dios sea la de curar todas las enfermedades y males en esta vida. Jesús dijo a los discípulos que no sólo curaran a los enfermos sino que los 'visitaran' (Mt 25,36). De hecho, hay casos en el Nuevo Testamento en los que los enfermos permanecen tales, al menos por un poco, a pesar del carisma de sanación de los apóstoles».
En este sentido, se afirma, «El desafío está en purificarse de actitudes de pasividad frente al mal, de manera que cuando no se da la sanación, la aceptación positiva del sufrimiento se transforma en una actitud positiva de fe y no en una mera resignación pasiva»; la persona que sufre debería por tanto «ser animada a perseverar en la oración y en la entrega confiada a Dios».
En efecto «el carácter esencialmente gratuito de la sanación» lo hace «algo derivado de la libre iniciativa de Dios, y del contexto eclesial de la curación».
El intento llevado adelante por la Renovación Carismática es el de integrar los carismas en una renovada vida sacramental, en «un encuentro con la potencia sanadora de Cristo en un contexto sacramental... en una renovación de la fe sacramental, en una más profunda conciencia de que el Señor resucitado está presente y actúa en primera persona en los sacramentos para comunicar su gracia vivificante».
Por esta razón, se subraya, «es esencial que cada ministerio público de sanación se inicie con la proclamación de la Palabra y su exposición» para que «aunque el ministerio de sanación se de fuera del contexto litúrgico, el contexto para comprender la obra de sanación del Señor es siempre sacramental».
Ya  de se trate de contextos litúrgicos (unción de los enfermos, liturgia de la Palabra, Santa Misa) o no, «los sacramentos, de modo especial la Eucaristía, son los contextos privilegiados en los que Cristo comunica su potencia sanadora y actualiza de modo misterioso en la Iglesia las obras que el mismo realizó durante la vida terrena».
Sin embargo, es necesario asegurarse de que «la Santa Misa y el Santo Sacramento no sean instrumentalizados para el beneficio de las oraciones de sanación sino que sean respetados en su finalidad, que es la de conducir al fiel a una comunión espiritual con Cristo».
Las líneas guía ponen también en guardia sobre un aspecto especial, el hecho de que el ejercicio de los carismas no puede acompañarse con el pecado, sino que debe unirse a la oferta al Señor de un corazón contrito y humillado.
Además, el poder de sanación es donado en un contexto misionero, no con vistas a la exaltación de los individuos, sino para confirmarles en su misión: «Un carisma de sanación no debe nunca ser tratado como una propiedad personal o usado para atraer la atención sobre sí».
Pero sobre todo «es importante que las sanaciones no sean nunca consideradas como aisladas, como eventos individuales, sino más bien como momentos de gracia dentro de un proceso de conversión de amplio alcance que se refiere a las vidas de las personas tocadas de este modo».
Por Mirko Testa, traducido del italiano por Nieves San Martín

Subir


 

2ºColoquio internacional delaRCC
Manuel Carracedo Coordinador Nacional RCCE
Del 3 a16 de abril, aproximadamente 150 líderes de los cinco continentes, de la Renovación Carismática Católica, nos reunimos en Roma, con­vocados por ICCRS (Órgano internacional de la RCC, con sede en Ciudad del Vaticano), La Fraternidad Católica de Comunidades Carismáticas Católicas de Alianza, y bajo el auspicio del PCL (Pontificio Consejo para los Laicos).
El motivo era e12º Coloquio Internacional, que se ocu­paría de exponer, reflexionar y sacar conclusiones teoló­gicas, sobre «Los Carismas y la Renovación Carismática en la Iglesia Católica».
El Coloquio se abrió el jueves día 3 con una Eucaristía presidida por Su Eminencia el Cardenal Stanislaw Rylko (Presidente del PCL), quien dio la bienvenida a los par­ticipantes y nos animó a continuar nuestra reflexión y profundización sobre estas realidades, presentes en la Iglesia como frutos del CV II
Las ponencias más destacadas fueron las siguientes:

  • Enfoque Bíblico de los Carismas. P. Francis Martin
  • Enfoque Patrístico e histórico. P. Raniero Cantalamesa
  • Enfoque Teológico. Arzobispo Mons. Alberto Taveira
  • Discernimiento y acompañamiento de los carismas.

Profesora Mary Healy
También hubo dos mesas redondas, en las que se abordaron los temas:

  • El Bautismo en el Espíritu Santo
  • Don de Lenguas
  • Discernir la Profecía (Palabras de Conocimiento, sabiduría y discernimiento)
  • Ministerio de sanación y fe carismática
  • Oración de liberación
  • La sanación y cuidado de las almas

La clausura del coloquio fue la Eucaristía presidida por el Obispo Mons. Josef Clemens (Secretario del PCL).
A la espera de que la comisión teológica creada para este fin, publique las conclusiones del encuentro, podría­mos resaltar que, se han conseguido los dos fines que se perseguían:

  • Reflexionar teológicamente sobre los Carismas en nuestra Iglesia, compartiendo las reflexiones de los líderes aquí reunidos.
  • Reflexionar sobre nuestra experiencia práctica y pastoral de nuestro ministerio como dirigentes de la RC, en nuestros respectivos países.

La presidenta de ICCRS, Michelle Morán, se mostraba alentada al final del coloquio, para hacer un mejor estudio bíblico de los carismas en el AT. Podemos también hacer mención del sentido de la trascendencia que comportan los carismas, sentido éste, que Europa está muy necesita­da de recuperar. También es destacable las aportaciones hechas a la luz de documentos del CV II, especialmente LG, que sentó la base para que la expresión y ejercicio de los carismas pudiese ser recuperada de una forma tan nue­va y profusa como en la actualidad. Hay dos preguntas lan­zadas por el Arzb. Alberto Taveira, que centran gran parte de la actividad de estos días: ¿Qué don es el que la RC está llamada a aportar a la Iglesia? Y ¿Qué es lo que nos distingue? Podríamos concluir que este trabajo se ha co­menzado, pero ahora se necesita un desarrollo posterior. Tenemos que transmitir la experiencia del Bautismo en el Espíritu como una acción nueva del Espíritu Santo en la Iglesia de hoy, y no como si se tratara de retomar una vieja experiencia de las primeras comunidades, ya que entre otras cosas, esta experiencia comporta un sentido ecuménico que va entrelazándose a lo largo de estos ya 40 años de actividad carismática. Experiencia ecuménica po­co recordada y poco tenida en cuenta y que necesita de una mayor atención por nuestra parte. En contra de lo que mu­chas veces se ha dicho, sabemos que los carismas no son «extraordinarios», sino que pertenecen a la estructura or­dinaria de la Iglesia de todos los tiempos. En la Homilía conclusiva, Mons. Josef Clemens, nos exhortaba a ser co­mo los discípulos de Emaus, que no sólo fueron transfor­mados por la experiencia del encuentro con Jesucristo resucitado, sino que después volvieron a la comunidad y con el resto de los discípulos trasmitieron a otros y acom­pañaron a otros en la vivencia de esta experiencia.
Doy gracias a Dios por haberme permitido participar en primera persona en este coloquio y confío que el Espíritu hará su labor en la Iglesia y en mundo de hoy que lo nece­sita desesperadamente. A María, la Reina de los Ángeles, le confío todo este trabajo, con la segura convicción de que su intercesión y protección alcanzará para todos las gra­cias que necesitamos hoy.

Subir


Coloquio internacional en Roma sobre los carismas de la Iglesia

Promovido por la Renovación Carismática Católica

ROMA, martes, 1 abril 2008 (ZENIT.org).- La Renovación Carismática Católica (CCR) organiza en Roma, del 3 al 6 de abril próximos, un ColoquioInternacional sobre el tema de los «Carismas».
A distancia de algunos años del precedente encuentro organizado tras la salida de la Instrucción sobre las oraciones para obtener de Dios la curación (2000), la Renovación Carismática Católica ha decidido convocar un segundo Coloquiode expertos provenientes de todo el mundo para reflexionar sobre la doctrina y la práctica de los carismas en la Iglesia de hoy.
El encuentro ha sido organizado por dos organismos principales de coordinación de la Renovación, el International Catholic Charismatic Renewal Services (ICCRS)con sede en el Vaticanoy la Catholic Fraternity of Charismatic Covenant Communities and Fellowships (CFCCCF)con sede en Bari, en colaboración con el Consejo Pontificio para los Laicos.
La introducción de los trabajos estará a cargo del cardenal Stanislaw Rylko, presidente del Consejo Pontificio para los Laicos, a la que seguirán las intervenciones de Michelle Moran (Inglaterra) y de Matteo Calisi (Italia), presidentes respectivamente del ICCRS y de la CFCCCF, y de los obispos Joseph Grech (Australia) y Albert Marie de Monléon (Francia).
Como en el precedente Coloquio Internacional, celebrado en 2001 sobre la «Oración para la Curación y la Renovación Carismática en la Iglesia católica», la asamblea estará compuesta por cerca de 150 participantes provenientes en su mayor parte del CCR de todo el mundo y por representantes de la Santa Sede.
El encuentro se detendrá a reflexionar sobre la doctrina y el uso de los carismas en la Iglesia a la luz de la experiencia de la Renovación Carismática Católica.
Destacados expertos ofrecerán reflexiones y aportaciones a la luz de la Sagrada Escritura (padre Francis Martin, EE.UU.), de la Patrística (padre Raniero Cantalamessa OFM cap.), de la Teología (arzobispo Alberto Taveira, Brasil) y de la Pastoral (Mary Healy, EE.UU.).
Seguirán mesas redondas con testimonios y experiencias de expertos provenientes de contextos sociales y culturales diversos: Francis McNutt (EE.UU.); padre Robert Faricy, S.I. (EE.UU.); padre Alberto Ibáñez, S.I. (Argentina); padre Carlo Colonna, S.I. (Italia); padre Gabriele Amorth (Italia); y Jean Pliya (Benin).
La asamblea tendrá como moderadores al profesor Guzmán Carriquiry, subsecretario del Consejo Pontificio para los Laicos, y Oreste Pesare, director del ICCRS.
La preocupación dominante del Coloquio-comunica una nota del ICCRS- será la de presentar en modo profundizado la enseñanza de la Iglesia sobre los carismas, cómo fueron ejercidos a lo largo de la Historia de la Iglesia, desde los tiempos apostólicos a través de los siglos hasta nuestros días, y en especial en la Renovación Carismática Católica.
Durante el Coloquio, están previstas celebraciones y el intercambio de experiencias personales entre los líderes del CCR. La Renovación se ha difundido rápidamente en el mundo, llegando a contar con cerca de 120 millones de fieles católicos, como resultado del uso eficaz de los carismas en la evangelización y en la proclamación de la Palabra de Dios.
El evento quiere ser una exhortación al redescubrimiento y la práctica de los carismas en la vida ordinaria de la Iglesia Católica y no como prerrogativa de un determinado movimiento eclesial.
El Coloquio terminará el domingo 6 de abril con las conclusiones dictadas por el cardenal Stanislaw Rylko y la celebración eucarística presidida por monseñor Jozef Clemens, secretario del Consejo Pontificio para los Laicos.
Al presentar el encuentro, el director ejecutivo de la Oficina ICCRS, Oreste Pesare, precisó que «hablar de carismas no quiere decir sólo hablar de obras milagrosas». «El Catecismo de la Iglesia Católica -añadió- nos recuerda claramente que: ‘Extraordinarios o sencillos y humildes, los carismas son gracias del Espíritu Santo que, directa o indirectamente, tienen una utilidad eclesial, ordenados como están a la edificación de la Iglesia, al bien de los hombres y a las necesidades del mundo'» (CIC 799).
Desde este punto de vista, el deseo de la Renovación Carismática Católica es «que en todas las realidades de la Iglesia Católica se vuelva a la plena conciencia del papel esencial del Espíritu Santo en la vida de los creyentes, y a la belleza del redescubrimiento de los dones del Espíritu -los carismas- que nos permiten vivir como hijos de Dios en manera extraordinaria por el bien de toda la Iglesia».
El director del ICCRS dijo que espera de este Coloquio repercusiones en la vida de muchos «siervos del Espíritu Santo» esparcidos por todo el mundo, y «una renovada motivación para continuar con celo difundiendo la única cultura que podrá llevar una esperanza nueva al corazón de la humanidad del tercer milenio: la cultura de Pentecostés».
Traducido del italiano por Nieves San Martín

Subir


 

 

  NOTICIAS DEL MUNDO CARISMÁTICO 
(Tomadas del Boletín de ICCRS  - Abril 2007)
Noticias de la India

La Coordinación Nacional de la RCC en la India organizó la XIII Asamblea Nacional Carismática Católica en el Centro “Divine Retreat" (Retiro Divino) en Kerala del 27 al 30 de diciembre de 2006 como una preparación espiritual para entrar en el año 2007, que señala el 40 Aniversario de la Renovación mundial y el 35 Aniversario de la llegada de la Renovación a la India. El lema de la Asamblea fue “Construye el Cuerpo de Cristo". Su Eminencia el Cardenal Varkey Vithayathil, CSsR, Arzobispo Mayor de Ernakulam-Angamaly inauguró la Asamblea. El delegado de ICCRS de Corea del Sur, el Hno. James Shin, dio un mensaje.
La Sra. Mary Healey de EEUU fue la predicadora principal. Otros predicadores fueron el Ob. Valerian D'Souza, el Ob. Sebastianappan Singaroyan, el Ob. Prakash Mallavarappu, el P. Rufus Pereira, el P. AJ. Thamburaj, entre otros. Las Eucaristías fueron presididas por Su Eminencia el cardenal Telesphore Toppo. La Comunidad coreana Kkottongnae de Hermanos y Hermanas de Jesús mantuvo al público embelesado durante la Noche Musical el día 28 con música instrumental, danza y alabanza. Cerca de 20.000 personas de todo el país y de fuera asistieron a la Asamblea. ¡La Asamblea fue ciertamente una experiencia divina! i¡¡Aleluya!!!

 

Noticias de Indonesia

El viernes 2 de febrero de 2007 el Presidente de ICCRS, el Sr. Allan Panozza, llegó a Indonesia para reunirse con los miembros ejecu­tivos del Subcomité de ICCRS para Asia/Oceanía (lSAO). El comité fue recibido por lluvias que estaban inundando grandes áreas de Ya­karta, pero con la ayuda de Dios la reunión pudo seguir adelante du­rante todo el fin de semana, y se ha realizado un programa final para una Asamblea regional de ICCRS (Asia/Oceanía) a celebrarse a las afueras de Yakarta del 1 al 5 de noviembre de 2007. Daremos más detalles más adelante.

Noticias de Perú

La RCC peruana organizo el 6° Encuentro Nacional de Servidores en el Puerto del callao-Lima del 3 al 5 de noviembre, al que asistie­ron seis mil líderes de la RCC de las 27 diócesis del país.
Fue un acontecimiento maravillo­so marcado por la unidad, la reno­vación espiritual y el servicio de cada participante. Los predicado­res principales fueron nuestro her­mano Oreste Pesare representan­do a ICCRS, que presentó el DVD  “Un Nuevo Pentecostés" y dio deta­lles de su importancia y, el P. Juan Mario Montoya cjm. La Misa de apertura fue celebrada por el obispo del Callao, Mons. Miguel Irizar, y la del clausura por el Arzbp.  de Arequipa, Mons. Cesar del Río. Estamos agradecidos a nuestro Señor Jesús por las bendiciones recibidas durante este evento y por enviarnos a evangelizar todo nuestro país, ya que se dio inicio a La Avanzada Evangelizadora: “Un Perú renovado con el poder de Dios". Esta es la manera en que celebraremos los 40 años de la RCC en el mundo: ¡evangelizando!

 Noticias desde Turquía.

Misión Carismática en Turquía Estambul, 1-3 de diciembre de 2006
En diciembre de 2006, después de la visita del Papa a Turquía, tres miembros de la Comunidad Magni­ficat (Oreste Pesare y Stefano Rag­nacci de Italia, Agneza Timpu de Ru­manía) volaron a Estambul para la primera misión carismática de la historia en Turquía. Habían sido invi­tados a dar enseñanzas y testimo­nios en dos Seminarios de Vida en el Espíritu que estaba dirigiendo el P. Antón Bulai, párroco de la Iglesia de S. Antonio de Padua, Estambul. Los grupos que asistían a los dos semi­narios eran completamente diferen­tes: uno compuesto en su mayoría por nigerianos de habla inglesa, y el otro formado por turcos nativos; los miembros venían de ambientes ca­tólicos (romanos, armenios y sirios), ortodoxos (armenios y sirios), pro­testantes y musulmanes. Durante el fin de semana del 2-3 de diciembre, 35 personas del grupo turco y 30 personas del grupo inglés recibieron la efusión del Espíritu Santo. Dios dio un testimonio excelente de sí mismo, a pesar de las diferencias de raza, cultura e incluso religión, aco­gió y bendijo a todos...
La visita también incluyó una visita a Su Excel. Mons. Louis Pelatre, Vica­rio Apostólico de Estambul Latino, que estuvo muy acogedor y lleno de afecto paternal. Generosamente impartió su bendición a sus hijos misioneros en su iglesia local.
El P. Antón nos pide que oremos por la Iglesia en Turquía, para que el Señor  “... pueda tener un pueblo numeroso en esta ciudad... " (cf. Hch 18,10).

Subir


 

MAYO 2007: MENSAJE DE SALUTACION DEL PAPA A LA REUNION DE LOS CARISMATICOS EN SAN PABLO
Se trata del encuentro que hemos mostrado en otro de nuestros posteos con la “danza ¡litúrgica!” …

“En especial, alabo esta iniciativa y deseo que tenga gran éxito” Dijo Bertone en nombre del Papa. En tanto Benedicto XVI les envió su bendición apostólica(!)

MENSAJE PAPAL A COMUNIDADES NACIDAS DE LA RENOVACIÓN CARISMÁTICA CATÓLICA
Congreso de la «Fraternidad Internacional de Comunidades y Asociaciones Carismáticas de Alianza»
- Publicamos el mensaje que envió, en nombre de Benedicto XVI, el cardenal Tarcisio Bertone -secretario de Estado del Vaticano-, a través de la Nunciatura Apostólica de Brasil, a los 20 mil participantes del XII Congreso Internacional de la «Fraternidad Internacional de Comunidades y Asociaciones Carismáticas de Alianza» (…).Del 1 al 5 de noviembre la localidad brasileña de Cachoeira Paulista acogió esta gran cita, en la sede de la Comunidad «Canção Nova», en torno al tema «Nuevas Comunidades para una nueva evangelización». El Congreso Internacional estuvo precedido por el I Encuentro Mundial de los Obispos amigos de las Nuevas Comunidades de la Renovación Carismática Católica.La Fraternidad Internacional («Catholic Fraternity of Charismatic Covenant Communities and Fellowships») es una Federación Mundial formada por las principales comunidades históricas de la Renovación Carismática Católica.* * *
Su Excelencia:
Su Santidad el Papa Benedicto XVI envía cordiales saludos a los miembros de las innumerables comunidades nacidas de la corriente de gracia que es la Renovación Carismática Católica, reunidas en asamblea en Cachoeira Paulista, Brasil, para reflexionar sobre el tema «Nuevas comunidades para una nueva evangelización».
Saluda también con gran alegría a los muchos obispos presentes, quienes se han reunido para reflexionar sobre el tema «Carisma e institución: coexistencias».Como Su Santidad dijo a los miembros de los movimientos eclesiales y de las nuevas comunidades reunidos en la Plaza de San Pedro en la vigilia del último Pentecostés: «Quien ha encontrado algo verdadero, hermoso y bueno en su vida -el único auténtico tesoro, la perla preciosa- corre a compartirlo por doquier, en la familia y en el trabajo, en todos los ámbitos de su existencia»
¿No ha sido este testimonio nuevo, gozoso y espontáneo, que después se ha convertido en proclamación, un impulso misionero, inspirado por el Espíritu Santo que ha llevado a muchos fieles laicos a dedicarse a una vida cristiana más comprometida en el interior de sus propias comunidades?
Como resultado, dijo también el Papa en la Plaza de San Pedro, pueden ser, «mucho más, colaboradores en el ministerio apostólico universal del Papa, abriendo las puertas a Cristo».Éste es el mejor servicio que la Iglesia puede ofrecer a los hombres y a las mujeres, y en particular a los pobres: ayudar a cada individuo a tener una sociedad justa y una coexistencia pacífica entre las naciones que han encontrado en Cristo la piedra angular sobre la que se puede construir la verdadera evangelización, la civilización del amor.
Hablar de la nueva evangelización significa también hablar de aquellos que la llevarán adelante, personalmente, de cada individuo cristiano, de los que han encontrado a Cristo, porque «no se comienza a ser cristiano por una decisión ética o una gran idea, sino por el encuentro con un acontecimiento, con una Persona, que da un nuevo horizonte a la vida y, con ello, una orientación decisiva» («Deus caritas est», n.1).
Para dar vida al mundo, esa auténtica vida que está en Jesucristo, cada cristiano debe convertirse en su seguidor, debe hacer de Jesús el Maestro y Señor de su vida, debe entrar en comunión profunda con Él y hacerse íntimo de sus pensamientos, que hallamos en la Sagrada Escritura. En espera de la V Conferencia General del Episcopado Latinoamericano, que se celebrará en Aparecida (San Pablo) en mayo de 2007 sobre el tema «Discípulos y misioneros de Jesucristo para que nuestros pueblos tenga en Él vida», el Santo Padre expresa su esperanza de que el encuentro actual, a través del intercambio de experiencias, reflexiones y nuevas propuestas, contribuya eficazmente a la preparación de este acontecimiento eclesial tan significativo.
Confiando el trabajo de esta conferencia a la intercesión de María, Madre de la Iglesia, particularmente venerada en Brasil como Nuestra Señora Aparecida, Su Santidad envía a todos los presentes su especial bendición apostólica.
En especial, alabo esta iniciativa y deseo que tenga gran éxito. Mis saludos en Cristo,
Cardenal Tarcisio Bertone
Secretario de Estado

Subir


 

04/05/07 El movimiento carismático, una posible respuesta a la huida de fieles

La visita del papa Benedicto XVI a Brasil debería marcar el rumbo de la Iglesia católica en un país donde el movimiento carismático parece el único capaz de frenar la pérdida de fieles que buscan respuestas en otras confesiones religiosas.

El Papa realiza su primera visita a un país de Latinoamérica con motivo de la V Conferencia General del Episcopado Latinoamericano y del Caribe (CELAM), que inaugurará el 13 de mayo y en la que participarán 270 personas de 35 países.

América Latina, una región en la que viven la mitad de los 1.300 millones de católicos del mundo, tiene todavía muchos de los desafíos económicos y sociales que afrontaba cuando el papa Juan Pablo II lo llamó el continente 'de la esperanza'.

La propia Iglesia reconoce que el avance de sectas, religiones evangélicas y la secularización está mermando el número de feligreses en la región.
En Brasil, el último censo, realizado en el año 2000, mostraba que un 73,8 por ciento de los brasileños se declaraba católico, frente al 83,8 por ciento de 1991. Una encuesta reciente del CERIS, un instituto vinculado a la Iglesia brasileña, calculaba que en los últimos cinco años cayeron al 67 por ciento.

Al mismo tiempo, el porcentaje de evangélicos ha subido del 9,05 al 15,45, y el de personas que se dicen sin religión del 4,8 al 7,3 por ciento.

Frente a esa hemorragia de fieles, un fenómeno parece estar cautivando a un número creciente de católicos: el movimiento carismático, una corriente basada en grupos de oración que en Brasil tuvo sus comienzos en la década de 1970.

Iniciado, entre otros, por el sacerdote estadounidense Eduardo Dougherty, el movimiento ha ganado representantes de relieve, como Jonas Abib, fundador de una comunidad localizada en el estado de Sao Paulo llamada Cancao Nova y que posee emisoras de radio y de televisión, que retransmiten sus programas a diferentes estados de Brasil.

Otro ejemplo de la renovación católica es José Luiz Jansen de Mello Neto, un ex surfista más conocido como Padre Zeca que en el año 2000 reunió en una ceremonia religiosa y musical llamada 'Dios es Diez' a 60.000 jóvenes en la playa de Ipanema.

Sin embarco, el mayor exponente de la renovación católica es Marcelo Rossi, un religioso que comenzó su labor en una parroquia de Sao Paulo y se ha convertido en un fenómeno de masas, hasta el punto de que sus discos fueron los de mayores ventas en el mercado brasileño en 2006.

El uso estratégico que Rossi hace de las nuevas tecnologías y los medios de comunicación han ayudado a proyectar y consolidar el movimiento en Brasil de tal manera que, pese a las dudas que sus métodos pueden plantear a los elementos más conservadores de la Iglesia, es ya un referente para los católicos.
Marcelo Rossi, que arrastra verdaderas multitudes a sus misas cantadas, con banda musical y bailarines incluidos, tiene un programa radiofónico diario en la Radio Globo, mientras que el canal de televisión del grupo retransmite una misa semanal a Brasil y otros 45 países.

Dos programas diarios y una misa semanal en el canal católico 'Rede Vida de Televisión' figuran también en su agenda, pero sus actividades mediáticas alcanzan todos los formatos posibles, desde discos compactos hasta películas.

Comenzó a dar prueba de su capacidad de convocatoria en 1997, cuando atrajo a más de 70.000 personas a un encuentro religioso bautizado 'Soy feliz porque soy católico', en el estadio de Morumbi, en Sao Paulo. Su mayor espectáculo fue en el año 2000, cuando más de dos millones de feligreses acudieron al Autódromo de Interlagos para orar.

Siete discos, con un total de ventas de 6,5 millones de ejemplares y que le han valido un Grammy Latino como mejor álbum de música cristiana; tres películas, y un portal de internet en el que ofrece desde inspiración espiritual hasta recomendaciones para la salud.

Según Raymundo Damasceno, el arzobispo de Aparecida, la ciudad que acogerá la conferencia de la CELAM, 'cada padre tiene su manera de actuar'. La del padre Marcelo, es una forma. No es la única'.

El arzobispo sostiene que los representantes de la Iglesia deben trabajar dos dimensiones: con la multitud y a nivel personal, dependiendo de la realidad donde cada uno se mueve.

Lo importante, para él, es no esperar a que el feligrés acuda a la Iglesia, sino ir en su busca, sobre todo de los que están más alejados de la comunidad.

Bajar esta noticia a tu ordenador en PDF

Subir


 


RCC - Burgos - 2007 ©
Si necesitas dar un nuevo rumbo a tu vida,
E-mail: envia2@rccburgos.org