Fútbol Trainer. El Entrenador de Fútbol. | MAPA |
ALBUM DE FOTOS | LIBRO DE VISITAS | FORO DE DEBATE | BUZON DE SUGERENCIAS |


Fútbol Trainer. El Entrenador de Fútbol.

fiogf49gjkf0d
Asesoramiento, Formación y Entrenamiento.

Desde Mi Banquillo.
Fútbol Trainer Formación.
Cursos 2014-2015.
Paco Arias. Entrenador Nacional. Editor de Fútbol Trainer
Servicios Deportivos Fútbol Trainer.
Fútbol Trainer Alianzas y Colaboraciones.
Fútbol Trainer Magazine
DESCARGAR CURSO
ENCUESTA

ENCUESTA

¿Crees que hay algún entrenador de primera división que en un momento dado se deje presionar por su presidente para alinear a un determinado jugador?

 SI

 NO

 No estoy seguro

Ver resultados

¿Qué significa ser Buen Entrenador?


fiogf49gjkf0d
fiogf49gjkf0d
-

-

La capacidad, los conocimientos y la experiencia de un entrenador, son elementos fundamentales para valorar su nivel profesional.

Un técnico es bueno cuando demuestra, que sabe preparar y dirigir a un equipo, con todo lo que eso lleva consigo, y esto no tiene nada que ver, con entrenar en una u otra categoría. Sirve lo mismo, para quien lo hace en alevines o en primera división, o si el entrenador en cuestión, cobra mucho, poco o nada por realizar su trabajo. Tampoco es cuestión de tener un historial lleno de títulos (sin desmerecer por supuesto, el valor que ello tiene), ya que hay muchos técnicos que no los han ganado nunca, sin embargo, han pasado gran parte de su actividad profesional, evitando el descenso de los equipos (generalmente modestos) que han dirigido, o incluso ascendiéndolos de categorías inferiores a los niveles más altos de la competición, esa en la que los millones de euros van y vienen como calderilla en el cepillo de las iglesias.

Dejando a un lado el mundo del fútbol profesional, no podemos olvidarnos de los entrenadores que trabajan con la base, los cuales, con independencia de conseguir este o aquel campeonato, se dedican a formar y preparar a los futbolistas del futuro, con el enorme mérito que eso supone, y lo mal pagados que están la mayoría de ellos, y en muchos casos, también muy poco valorados a nivel profesional.

Por último, y de forma general, es de justicia acordarse de esos técnicos que llevan una gran cantidad de años en el fútbol y por lógica, sus muchas temporadas en los banquillos, les han permitido atesorar una enorme experiencia, ya sea entrenando a niños, a jóvenes promesas o a jugadores curtidos ya en mil batallas, y que en bastantes ocasiones, siempre dejan en el club que los contrata, el sello personal de su incuestionable profesionalidad. Y esto, no siempre es fácil de conseguir, en especial en lo referente a los resultados, ya que muchas veces, hay entrenadores que tienen que competir en una desigualdad de condiciones enormes con relación al colega que tienen en frente durante la disputa de un partido. Si utilizamos un símil automovilístico, muy bien se podría decir, que unos participan en la carrera conduciendo un utilitario, mientras otros lo hacen a bordo de un Fórmula 1, pero es lo que hay, para poder participar, muchos no tienen más remedio que aceptar la enorme desventaja.

Los que han vivido lo anteriormente dicho, saben de sobra lo que estamos diciendo y no hace falta dirigir equipos en una categoría determinada, lo dicho, vale exactamente igual para juveniles, regionales o la Premier League.

Una vez realizada la introducción expuesta, hay que decir generalizando, para no entrar en otras cuestiones más específicas, que un buen entrenador se caracteriza por lo siguiente:

  1. Tener unos conceptos muy claros sobre la forma de jugar que quiere conseguir con su equipo y que va a determinar el estilo que lo caracterice.

  2. Debe de saber transmitir su propia filosofía a los jugadores, para que la teoría pueda ser llevada a la práctica sabiendo desarrollarla sobre el terreno de juego. No es suficiente con hablar de planteamientos perfectos que se demuestran en una pizarra, pero que se esfuman una vez que la tiza con la que se han escrito, desaparece bajo la esponja de borrar, ya que son demasiado irreales para poder trasladarlos con eficacia al campo competitivo.

  3. Utilizar con eficacia, determinadas herramientas psicológicas y para ello, es imprescindible poseer unos conocimientos básicos que de forma general permitan un dominio de ciertos aspectos del comportamiento humano. Por supuesto, que no hace falta que el entrenador sea un Licenciado en Psicología, pero lo que sin duda alguna, le va a ayudar a la hora de realizar mejor su trabajo, es darse cuenta de las diferentes personalidades con las que se va a encontrar en un grupo tan variopinto como el formado por un equipo de fútbol, algo muy necesario para obtener el máximo rendimiento posible de cada futbolista tanto a nivel personal como deportivo.

  4. Otro aspecto fundamental, se refiere al concepto motivación, es decir, saber transmitir al grupo que dirige, lo que pretende conseguir, en base a establecer los objetivos y la forma de lograrlos, y ha de hacerlo con un gran poder de convencimiento y una enorme ilusión para contagiar el entusiasmo a sus futbolistas por el reto propuesto. Al equipo hay que saber mentalizarlo para que crea firmemente en sus posibilidades y elevar el nivel de auto-confianza de todos y cada de sus componentes.

  5. Un entrenador debidamente capacitado para ejercer su actividad, es aquel que sabe manejar y gestionar el vestuario. Un equipo de fútbol, es un colectivo formado por individuos muy diferentes, como vulgarmente se suele decir, de distinta madre, que el técnico ha de saber encajar para que todos los miembros del grupo vayan en la misma dirección, dejando a un lado, egoísmos personales y dediquen todo su esfuerzo al beneficio de la colectividad.

También se podría añadir a lo dicho, que ser buen entrenador, nada tiene que ver con ser un entrenador mediático, o tener más o menos nombre, ni salir con relativa frecuencia en distintos medios de comunicación. Simplemente, se trata de tener capacidad para llevar a cabo con la máxima eficacia, la preparación y dirección de un equipo, y para eso, hay que poseer los conocimientos necesarios a nivel físico, técnico, táctico, estratégico, psicológico y de gestión de un grupo humano, haciendo especial hincapié en el apartado referente al liderazgo, y al mismo tiempo llegar a un nivel en el que la experiencia acumulada tras muchos años de profesión, aporta una visión muy clara de la realidad, que es de enorme utilidad, para no perder el tiempo en experimentos inútiles, para tener en todo momento los pies en el suelo, y en especial para no verse nunca desbordado por los acontecimientos, algo que en un mundo en agitación permanente como el del fútbol, es moneda de cambio habitual.

Al final, todo se traduce en un solo objetivo, ni más ni menos, que cometer el menor numero posible de errores, así de sencillo.

(Paco Arias. Entrenador Nacional de Fútbol. España).

-




www.futboltrainer.com
Editor: Paco Arias. Entrenador Nacional
E-mail: pacoarias@futboltrainer.com